- La humanidad no nació por casualidad y mucho menos ha descendido de algún animal. Nosotros nacemos criaturas especiales según un plan prescrito e idealizado en el Corazón del CREADOR, para vivir en plenitud, ser felices y corresponder al Amor Divino como verdaderos hijos.

Esto quiere decir que nosotros nascemos para una finalidad sublime y no para vivir de una forma egoísta, esencialmente preocupados con el trabajo, en tener muchas propiedades, fundamentando la idea de éxito personal en la ganancia material, en la apariencia externa, preocupándose solamente con los placeres de la vida y la satisfación de todos los deseos.

Cada ser humano tiene un Cuerpo y una Alma. El Cuerpo nace de la relación de nuestros padres, bendecida por el Sacramento de Matrimonio. El Alma viene de DIOS . En el sagrado momento de fertilización, el Alma, fruto de la Voluntad del CREADOR, penetra en el huevo fertilizado en el útero de la mujer y orienta la multiplicación de las células, trabajando en la conformación del feto que es una criatura que nacerá para la vida.

Por consiguiente, cada persona tiene una parte humana que es el Cuerpo y una parte Divina que es el Alma, invención de DIOS. Ellos son dos partes esenciales y nadie existe sin ellos.

Debido a esto, una persona para ser "completa", o sea, para tener vida en plenitud, tiene que armonizar su existencia y satisfacer igualmente las necesidades del Cuerpo y del Alma.

Nosotros satisfacemos las necesidades del Cuerpo todas las veces que atendemos sus exigencias, por ejemplo,: cuando nosotros tenemos hambre y comemos, cuando estamos sedientos y bebemos, y asi consecutivamente, cuando practicamos deportes, hacemos recreación, dormimos, etc.

Nosotros satisfacemos las necesidades del Alma buscando unirnos a DIOS, por medio de todas las formas de Oración y Buenas Obras (Trabajos beneficentes).

Si una persona sólo se preocupa en atender las necesidades del Cuerpo, el Alma quedará "atrofiada", su existencia será anormal, mismo que haya aparencia externa de progreso, aun cuando haya demonstración de ganancia financiera, porque son dos partes vitales (Cuerpo y Alma) y solamente está ejerciéndose una de ellas.

De la misma manera que el Cuerpo no vive sin la alimentación material, el Alma "no vive" sin la alimentación espiritual (oración y los buenos trabajos), en otras palabras, el Alma no tiene "la vida en plenitud" sin su comida primordial que es la presencia de DIOS. Ella sólo existe... y un Cuerpo con el Alma "sin vida (inanimada)", es lo mismo que una persona con un "miembro atrofiado."

Estas consideraciones inspiradas en la enseñanza Divina proponen , que para ser una persona moralmente y físicamente equilibrada, deberá cuidar igualmente con el mismo interés y celo, de su Cuerpo y de su Alma.

Por consiguiente, procurando vivir en perfecta sintonía con su propia naturaleza, estará también en armonía con la vida, será una persona feliz. Habrá dificultades y tribulaciones como todos nosotros tenemos, inherentes a la Cruz y Misión de la existencia que el SEÑOR nos confió, pero habrá también sabiduría, tranquilidad y el discernimiento necesario para encontrar soluciones adecuadas a todos los problemas que su Alma inspirada por el ESPÍRITU SANTO ha de encontrar en la Luz de DIOS.

Todo esto sin cualquier preocupación especial, sobre todo porque debe existir en una persona que cree, una certeza y percepción sólida, construída en la realidad que el CREADOR realiza todas sus Obras y no las abandona; al contrario, ÉL las administra, ayuda, aviva y santifica a todos los que buscan y aceptan su innefable y tan querida protección.

De esta verdad cristiana nació el APOSTOLADO DE LOS SAGRADOS CORAZONES (de JESÚS y MARIA), el 14 de abril de 1979, un apostolado lego que hoy tiene un número apreciable de miembros en todos los países, hecho de hombres comunes y de varias profesiones, comprometidos con el estudio e investigación a nivel mundial, sobre la SANTÍSIMA TRINIDAD, los MISTERIOS DIVINOS y la admirable Obra del SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS y CORAZÓN INMACULADO DE MARIA en beneficio de la humanidad, con actualización permanente de conocimiento adquirido, asi como , un necesario cuidado con la correta divulgación de los resultados logrados, através de conferencias, seminarios, transmisión por la radio, catequesis parroquial, ediciones de libros y folletos instructivos, incluso su distribución con el objetivo de aumentar la espiritualidad en las personas, despertandolas y estimulando sus corazones a buscar y conocer la Verdad Cristiana y el valor precioso de la palabra Divina,: "que os améis los unos a los otros, como yo os he amado". (Jo 15,12) Esto, con la finalidad primordial de que creyendo, decidam también poner todas sus virtudes en práctica, porque en verdad nosotros nacemos por amor y para amar, y quien ama no mata, no roba, no comete adulterio, mantiene alejada la ambición que quiere involucrar su corazón, teniendo un comportamiento simple, siendo paciente y haciendo de la vida un medio de existir como verdaderos hermanos que somos, hijos del mismo y maravilloso PADRE ETERNO que nos creó y permitió que nosotros naciéramos para la vida. Desta manera, concluída la misión que ÉL confió a cada uno de nosotros y que tenemos que completar con disposición, perseverancia e inteligencia, a pesar de los obstáculos en nuestra caminada, volveremos a SUS brazos amorosos de onde salimos y recibiremos entonces, la herencia de SU Amor Eterno.

= APOSTOLADO DE LOS SAGRADOS CORAZONES=

http://www.apostoladosagradoscoracoes.com/

Retorna ao PORTAL DO APOSTOLADO